Energía

Prosumidores ¿La respuesta a los cortes de luz?

 

La iniciativa, presentada por el diputado nacional Juan Carlos Villalonga, pretende que todos los usuarios residenciales que dispongan de equipamiento de generación solar, a partir de fuentes renovables, se conviertan en prosumidores: Producir energía en sus hogares, autoabastecerse y vender la energía sobrante a la red de distribución con la que tengan contratado su servicio.

painel-1046102El texto resalta que sólo podrán volcar energía limpia a la red los pequeños contribuyentes. Estos últimos no podrán equiparse para generar energía eléctrica distribuida a partir de fuentes renovables con fuentes que superen los 30 KW de potencia instalada. Paralelamente, el proyecto de Villalonga  busca apoyar la adquisición del equipo renovable y, al mismo tiempo, darle la posibilidad de que amortice en un tiempo razonable la fuente limpia.

Esto es una de las cosas más importante ya que para abastecer el consumo promedio de una vivienda sin aire acondicionado se necesita un equipo de paneles solares de 1500 vatios nominales, que sale alrededor de 70.000 pesos.

Por esta razón, los usuarios recibirán una tarifa de incentivo por cada kilowatt-hora que entregue a la red de distribución. El valor de la tarifa de Incentivo será establecido por el Ministerio de Energía y Minería de la Nación y tendrá una vigencia de cinco años a partir del momento en que el distribuidor instala el equipo de medición correspondiente.

Actualmente hay algunas experiencias particulares en distintas provincias del país. En Buenos Aires, específicamente, hay instalaciones en la Legislatura, en la Defensoría del Pueblo y en la Comisión Nacional de Energía Atómica, entre otros edificios públicos. Sin embargo aún no se generalizó, precisamente, por la falta de una reglamentación que lo autorice.

Mientras Trump instaló en la agenda mediática durante toda su campaña que el cambio climático es mentira – luego de ganar se retractó y fue más moderado al respecto -,  en nuestro país la ola verde llegó con todo junto a Cambiemos.  

Argentina es uno de los 180 países que se comprometieron, y el presidente Mauricio Macri ratificó en su primera participación ante Naciones Unidas,  a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero, mediante la suscripción del Acuerdo de París. La propuesta de mitigación incluye acciones en distintas áreas, una de las cuales es el fomento de las energías renovables. Se trata de la planificación de un mercado prácticamente nuevo, ya que menos del 2% de la energía que se produce en nuestro país proviene de fuentes solares y eólicas.

Con el objetivo de elevar esa marca y alcanzar un 20% hacia el año 2025, se llamó a una primera licitación pública para desarrollar proyectos de energía solar, eólica, hidroeléctrica, biomasa y biogás. Teniendo en cuenta que se buscó cubrir 1000 Mw de potencia en esta primera etapa, la respuesta fue auspiciosa dado que se recibieron proyectos por más de 6000 Mw. En este momento están en estudio cada una de las propuestas y en octubre se conocerán finalmente los desarrollos ganadores.

Villalonga, el “diputado verde” como se auto denomina, fue integrante de Greenpeace durante 16 años y pegó el salto a la política partidaria en 2011 fundando la agrupación Los Verdes. Desde allí se sumó a la gestión del PRO en la Ciudad de Buenos Aires como titular de la Agencia de Protección Ambiental (APrA) y en las últimas elecciones logró una banca de la Cámara Baja con la tarea de apalear la falta de energía eléctrica en nuestro país. El segundo objetivo de Cambiemos, tras el tarifazo.

Lo que no se plantea en su proyecto es que se hará frente a la problemática de abuso de energía eléctrica de parte de las constructoras ni el boom de aires acondicionados. Cada vez más se construyen edificios, sobre todo en capital federal y conurbano, sin conexiones de gas, lo que incrementa su consumo de energía generando sobrecargas y cortes que se padecen desde hace unos años cada verano.

Deja un comentario