Tecno y Nación Vidas e historias

Tecnología vs legislación

 

En la Argentina no está regulado el “derecho al olvido”, que permite quitar el nombre de uno de las listas de búsqueda

En diciembre de 2015, Emmanuel Ioselli, conocido como “Camus Hacker”, fue condenado a tres años de prisión en suspenso por haber subido a Twitter fotos de personalidades del espectáculo y “famosas” desnudas. Verónica Lozano, Noelia Marzol, Coki Ramírez, Fátima Florez, Iliana Calabró, Sergio “Maravilla” Martínez y Annalisa Santi fueron algunas de las personas cuya privacidad e integridad sexual se vio violada por este chico de 22 años, oriundo de Campana.

Debido a que la difusión de imágenes de contenido erótico todavía no está tipificada como un delito,  Ioselli fue condenado por “extorsión en concurso real con amenazas coactivas”. 

Pero ese vacío legal podría cerrarse si la Cámara de Diputados aprueba la llamada “Ley de Pornovenganza”, que votó el Senado el 23 de noviembre pasado. El proyecto prevé penas de seis meses a cuatro años de prisión para quien “hallándose en posesión de imágenes de desnudez total o parcial y/o videos de contenido sexual o erótico de una o más personas las hiciera públicas o difundiere por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otro medio o tecnología de transmisión de datos, sin expreso consentimiento”.

El proyecto, similar a los ya aprobados en España, Filipinas, Australia, Israel, Japón y el Estado de California en los Estados Unidos, apunta no sólo a casos en los que hubo un vínculo íntimo entre la víctima y el victimario sino a todo tipo de difusión no consentida de representaciones eróticas, como las que pueden resultar, por ejemplo, de un hackeo.

En declaraciones a la prensa,Daniel Monastersky, abogado especialista en delitos informáticos explica que en la Argentina no hay datos estadísticos de los delitos informáticos, pero que en los Estados Unidos el robo de identidad ocupa el primer lugar en el ranking de los delitos más denunciados de manera continuada desde hace 21 años. “En California, donde están radicadas empresas como Google, Twitter o Facebook, el robo de identidad está tipificado como delito, con excepciones cuando se trata de una parodia”, agrega quien viajó a España hace unos años a formarse en derecho informático y protección de datos.

Caso Belén Rodríguez

En 2014, la Corte Suprema falló a favor de Google y de Yahoo! al rechazar la demanda de la modelo Belén Rodríguez, que acusaba a esas firmas de vincular su nombre con sitios de pornografía. El caso es emblemático: ¿los buscadores de Internet y los sitios que reproducen contenidos generados por sus usuarios -como Facebook y Taringa- deben responder por la información que circula a través de ellos? Nicolás Tato, también abogado especialista en Derecho Informático explica que en este caso “Si bien el fallo de la Corte sentó precedente, no está definido por el Congreso. Estaría bien que los buscadores dediquen una parte de sus ingresos a lograr que su actividad no genere daños a terceros”.

Denegación de servicio

En octubre pasado, el proveedor que aloja los servidores de Twitter, The New York Times, CNN e Infobae, entre otros, fue víctima de un ataque conocido como “denegación de servicio”, que consiste en sobrecargar las peticiones a un servicio y volverlo inaccesible. Esta forma de hackeo tampoco está tipificado. “¿Y si se tiran abajo los servidores de un hospital y no se puede acceder a las historias clínicas? ¿O en una central nuclear?”, se pregunta Monastersky.

Deja un comentario