Tecno y Nación Vidas e historias

Enrique Finocchietto: La ciencia hecha pasión

Finochietto, que ya había obtenido en 1914 su título de Profesor en Medicina, aplica tanto en la docencia como en la atención de sus pacientes, la invalorable experiencia obtenida en la guerra europea. Pero además, traen consigo las innovaciones técnicas que se utilizan en Europa, como los aparatos de Ombredanne y Junker, para ayuda de los anestesistas que administraban éter a los pacientes durante las intervenciones quirúrgicas.

Posteriormente, en 1935, Finochietto importa el nuevo sistema de aplicación de la anestesia en circuito cerrado, llamado de Mac-Kensson, que utiliza en el Pabellón IX del Hospital Rawson, con el que se podía administrar oxígeno, anhídrido carbónico,  ciclopropano, etileno, óxido nitroso y helio, además de vaporizar éter. Finochietto también trae otros implementos útiles para los anestesistas, como la careta de Schimmelbusch o el aparato de Moij, de origen holandés.

Deja un comentario