Tecno y Nación

El INTI diseña un sistema de faena móvil

El camión contará con todos los servicios y componentes necesarios para garantizar un proceso de faena completo e inocuo de porcinos, caprinos y ovinos.

Por fuera, es un camión común y corriente. Sin embargo, por dentro es un completo frigorífico que contiene, en la misma estructura, todos los servicios y componentes necesarios para garantizar un proceso de faena completo e inocuo de porcinos, caprinos y ovinos. Se trata de la unidad de faena móvil que, desde principios del año 2012, está desarrollando un equipo multidisciplinario del Centro INTI-Córdoba, en el marco de su participación en el Cluster Industrial Agroalimentario de la provincia.

“El proyecto surgió ante la necesidad de asistir al arco noroeste de Córdoba, donde hay muchos productores pequeños. El objetivo es favorecer su recuperación económica, ya que durante la última década fueron perdiendo sus rodeos vacunos. Entonces, se propuso la actividad porcina como una salida acorde con las capacidades y saberes preexistentes”, explicó el ingeniero Jorge Álvarez, Director del Programa de Asistencia a Consumidores y a la Industria de Manufacturas en el INTI y principal responsable del proyecto del sistema de faena móvil.

En este contexto, “en lugar de instalar pequeños mataderos, se nos ocurrió hacer un sistema móvil de faena”, comentó Álvarez. “Colocar pequeñas instalaciones fijas en toda la región implicaría multiplicar los equipos. Y, por la demanda que existe en esas zonas de pequeños productores, a lo mejor la máquina trabaja sólo un día a la semana. Entonces, la idea de este sistema es que todos estos equipos que intervienen en el proceso de faena estén sobre un camión que se va moviendo entre distintos puntos fijos. Así, optimizamos el uso del equipamiento y reducimos los costos”, resumió el ingeniero del INTI.

De esta manera, un grupo multidisciplinario de profesionales que Álvarez dirige comenzó a diseñar y desarrollar equipamiento específico para este proyecto en particular: “Por ejemplo, al porcino hay que escardarlo y pelarlo antes de la faena. Normalmente, en las instalaciones fijas son dos equipos muy voluminosos separados. Entonces, nosotros estamos desarrollando un equipo para que realice las dos funciones juntas: escaldadora y peladora”.

“Por otro lado -continuó Álvarez-, en los frigoríficos se utilizan calderas, pero nosotros no podemos transportar gas ni tener una caldera dentro del camión. Entonces, desarrollamos un sistema de calentamiento con resistencias y termotanques eléctricos, que tomarían la energía del punto fijo en el cual se estacione el móvil”.

Todas estas instalaciones irán montadas sobre un camión con un carrozado térmico de 9 metros de largo, en el que se distingue una “zona sucia” separada de la “zona limpia” por un filtro sanitario, tal como lo indica la normativa de faena establecida por el SENASA. En la primera zona se realizará el sacrificio y desangrado del animal y, en la otra, se procederá con el eviscerado y el lavado. Asimismo, la zona limpia contará con un gabinete donde se procesarán las muestras para el análisis de triquinosis.

Además de permitir faenar de forma completa e inocua a animales pequeños, el frigorífico móvil también brindará la posibilidad de enfriado y conservación en cámara. Según el ingeniero del INTI, “esta cámara frigorífica incorporada dentro del camión tendrá una capacidad para 80 caprinos o 25 porcinos. Pero, dependiendo del caso, cuando se llene la cámara, se podrá transportar a los puntos de venta y distribución, o bien enfriar y entregar al productor en el lugar”.

El ingeniero Álvarez comentó, además, que en los puntos fijos de faena entre los que se moverá el camión, no sólo habrá suministro de agua y energía eléctrica: “Estos contarán con una infraestructura que incluye todos los servicios necesarios para operar cumpliendo con la reglamentación actual sobre higiene y cuidado del ambiente. En este sentido, se tratarán los efluentes con una pequeña planta”.

Actualmente, se está estudiando la posibilidad de que los puntos fijos de trabajo se armen en las escuelas agro-técnicas de la región. El beneficio de “estacionar” el móvil allí es que se podría capacitar a los estudiantes, muchas veces hijos de los mismos productores, en materia de buenas prácticas de faena y manufactura, ya que allí también se podrían procesar los distintos subproductos para venta local o para la producción de chacinados, agregando valor en origen.

Por otra parte, otro punto fundamental del sistema es que los productores que quieran faenar sus animales deberán estar registrados. De esta manera se incentivará la profesionalización del sector. Este sistema, además, podría fomentar el surgimiento de algunas asociaciones entre productores para faenar en conjunto, lo cual sería muy positivo para el desarrollo regional.

En este sentido, Álvarez agregó que, mediante este sistema, también se busca “combatir la faena clandestina. Entonces, esto funcionaría como un paso intermedio porque cuando el pequeño productor pueda faenar de manera segura y crezca un poco su negocio, probablemente luego pueda tener más animales y vaya a un matadero fijo. O sea, es un espiral virtuoso”.

Actualmente, el diseño del sistema de faena móvil está terminado. “Estamos casi listos para la construcción del primer prototipo, pero todavía estamos buscando una fuente de financiamiento”, afirmó Álvarez.

El sistema posee una “zona sucia” separada de la “zona limpia” por un filtro sanitario, y una cámara frigorífica con capacidad para 80 caprinos o 25 porcinos.

De poder concretarse, este sistema de faena móvil podría replicarse en todas las provincias en donde haya producción de pequeños animales, generando muchísimos beneficios y brindando la posibilidad de agregar valor en origen. De hecho, “ya recibimos varias consultas de la provincia de La Pampa y de la Patagonia para faenar ovejas. Por otro lado, nos preguntaron sobre la posibilidad de adaptar el sistema para la faena de ñandú. Hay varios criaderos de ñandú en el país, pero tienen el problema de que no pueden faenarlos porque es costosa toda la instalación. Es un proyecto que ya tenemos en carpeta”, contó entusiasmado el ingeniero del INTI.

Deja un comentario