Tecno y Nación

AVANZA EL PROYECTO PARA INDUSTRIALIZAR EL LITIO ARGENTINO

litioGracias a un acuerdo entre la provincia de Jujuy, la Universidad Nacional de Jujuy, el CONICET y la firma Y-TEC (el centro de desarrollo de tecnología de YPF), el litio argentino podrá ser purificado e integrado en baterías, que en el mercado internacional cuestan entre 20.000 y 25.000 dólares.

Pero lo más notable de este proyecto, sin embargo, es que toda la tecnología aplicada hasta su comercialización será de origen nacional, gracias a esta iniciativa en la que intervienen además investigadores de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, de la Universidad Nacional de La Plata y de la Universidad Nacional de Córdoba.

Para concretar este ambicioso proyecto, la provincia ya cedió los terrenos y el edificio donde alguna vez funcionaron los Altos Hornos Zapla, en Palpalá, para la creación de un Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas sobre el Litio y sus Aplicaciones.

Desde los laboratorios del Instituto de Química Física de los Materiales, Medio Ambiente y Energía (Inquimae) de la UBA, Ernesto Calvo y su equipo ya desarrollaron una tecnología innovadora para obtener cloruro de litio, que se emplea en la obtención de litio metálico por electrólisis de sales fundidas en muchísimo menos tiempo que con las prácticas que se aplican en la actualidad y a un costo ambiental también muchísimo menor.

Por su parte, Y-TEC ofrece sus tecnólogos que ya está desarrollando el primer prototipo de batería y también aportará equipamientos; el CONICET y las universidades, recursos humanos, y todos juntos definirán las líneas de desarrollo de esta nueva tecnología. El programa insumirá alrededor de 50 millones de pesos en aportes públicos y privados.

Según los especialistas que trabajan en el proyecto, para mayo del año que viene se tendrá lista la primera celda de fosfato de litio con diseño propio, y para junio o julio esperan tener la planta piloto en Jujuy para desarrollar el ánodo, el cátodo, la pasta y la membrana, todos componentes esenciales de estos equipos.

Con ingenio argentino

En su estado natural, el litio está disuelto en salmueras, más del 99% de las cuales corresponde a cloruro de sodio (sal de mesa). El método ancestral de extracción se basa en la evaporación, pero se necesitan millones de litros de agua por cada tonelada de litio que se saca, y además al final se le hace un tratamiento químico contaminante.

Durante todos estos años, el litio sólo se extrajo de las salinas y se exportó “en bruto”. El precio del carbonato de litio, tal como se lo extrae de los salares, asciende a 6500 dólares la tonelada, más del doble de lo que costaba hace diez años. Sin embargo, si pudiera industrializarse, su valor sería mucho mayor, y eso es a lo que apuestan los científicos argentinos.

En las baterías, los iones (átomos con carga positiva) de litio entran y salen de una red cristalina, de un óxido, que funciona con un solvente no acuoso. Es lo que pasa todo el tiempo en el celular. Entonces, a los investigadores argentinos se les ocurrió que ese mismo sistema se podía probar en la salmuera para obtener el litio y, curiosamente, funcionó.

litioEn las pruebas de laboratorio se demostró que se pudieron extraer litio en horas o minutos, con un método que además no compromete el agua, porque vuelve al salar. Y usando energía solar.

Gracias a este desarrollo, el CONICET ya obtuvo la patente. El próximo paso ahora es hacer la ingeniería para escalar el proceso, de lo que se encargará Y-TEC.

 

Deja un comentario