Menu

“LA DEFINICIÓN ACTUAL ES OBSOLETA”

22 mayo, 2017 - Producción, Tecno y Nación
“LA DEFINICIÓN ACTUAL ES OBSOLETA”

El gobierno nacional propuso al Poder legislativo la modificación del Régimen de Compras del Estado Nacional y Concesionarios de Servicios Públicos, conocida como ley “Compre Trabajo Argentino”, que fuera sancionada el 28 de noviembre de 2001 y promulgada un mes más tarde.

Para la Cámara Argentina de Multimedia, Ofimática, Comunicaciones y Afines – CAMOCA – la revisión de la ley resulta una decisión razonable, ya que durante los 16 años tras su promulgación “el desarrollo de la micromecánica, la electrónica y los sistemas informáticos embebidos han incorporado a los procesos productivos a un nuevo escenario caracterizado por el creciente protagonismo de las tecnologías robóticas, que evidencian la necesidad de reconsiderar algunos conceptos que dicha evolución ha transformado en obsoletos”.

Así que para CAMOCA el concepto más importante a redefinir es el que permite calificar a un bien como de origen nacional.

Si vamos a la ley vigente, en su artículo segundo expresa que “se entiende que un bien es de origen nacional, cuando ha sido producido o extraído en la Nación Argentina, siempre que el costo de las materias primas, insumos o materiales importados nacionalizados no supere el cuarenta por ciento de su valor bruto de producción.”

Para CAMOCA, dentro de los nuevos escenarios productivos, “calificar un bien como nacional según el costo de las materias primas, insumos o materiales utilizados, resulta inadecuado o por lo menos insuficiente”. Lo que a la cámara le preocupa es que según esta definición un producto realizado por materiales importados – en un porcentaje menor del que fija la ley – y que se fabrica mediante un proceso totalmente robotizado que no genera trabajo para los argentinos, es de origen nacional. En cambio, un producto que utiliza materiales importados en un porcentaje mayor del que fija la ley, pero que incorpora diseño argentino y se fabrica generando trabajo calificado, no lo es.

A partir de la propuesta oficial, las mismas inquietudes de CAMOCA, han puesto en alerta a varios empresarios del sector. “Hoy es perfectamente posible que un robot arme un producto que posea un porcentaje aceptado de insumos importados, pero sin demandar trabajo argentino ¿Es ése un producto nacional? ¿Cuál es el sentido de la preferencia de la ley por un producto de estas características?”, se preguntaba hace unas semanas un importante empresario informático en una editorial realizada por este medio.

Las industrias electrónica e informática brindan numerosos ejemplos de desarrollos locales de significativo valor agregado argentino a los que la actual ley califica como no nacionales, por el simple hecho de utilizar componentes electrónicos elementales de escaso valor relativo, cuya fabricación se concentra en pocos países del mundo.

Por eso es que para CAMOCA – junto a la mayoría del sector – la reforma de la ley vigente debe revisar lo que dicha ley “entiende” como bien de origen nacional. Los legisladores tienen en sus manos, la responsabilidad de transformar una definición que el desarrollo tecnológico ha convertido en obsoleta, en un instrumento legal que potencie el desarrollo local de las industrias del conocimiento, cierra la cámara empresaria en su declaratoria.

¿No será – al igual que se preguntaba el director de MI CLUB TECNOLÓGICO en la editorial mencionada anteriormente – la capacidad de crear trabajo la variable que debe determinar si un producto merece ser considerado como nacional?

Deja un comentario

Más en Escenarios Laborales, La Tecnología como instrumento de cambio
WHATSAPP: ENTRE EL FACILISMO Y LA IMPOTENCIA

LA FALACIA DE LOS PORCENTAJES DE INSUMOS IMPORTADOS

Cerrar