Menu

Importación de basura electrónica

8 mayo, 2017 - SALUD, Tecno y Nación
Importación de basura electrónica

Luego de la quita del arancel del 35 por ciento  para la importación de notebooks y tablets,  el Presidente Mauricio Macri firmó el decreto 1205/16 que permite la entrada de bienes de informática y telecomunicaciones usados con el objetivo de acelerar la baja de los precios.

Lo cierto, es que a un poco más de mes del ingreso de computadoras importadas con arancel cero, no hubo muchos variaciones en los precios al público. En base a estimaciones provistas por el ministerio de producción que conduce Francisco Cabrera, los precios de las computadoras bajaron con la medida casi 30 por ciento en un primer momento.

Una notebook marca Lenovo, con pantalla de 14 pulgadas, procesador AMD A10 y disco de 1TB, que en los Falabella de Chile cotiza al equivalente de u$s450, en la Argentina, cuesta unos u$s828.

Pero desde las grandes cadenas de electrodomésticos explicaron que al haberse comunicado la decisión con tantos meses de anticipación, no hubo grandes disminuciones de precios, frente a los del primer trimestre, porque las notebooks bajaron ese porcentaje cuando se anunció la medida. Esta decisión lógica fue para no quedarse con stock ante el ingreso de equipos importados, que hasta el 31 de marzo entraban al país con un 35 por ciento de arancel, por lo que comenzaron a salir a rematar equipos para no les queden y luego no pudieran competir contra modelos nuevos y a valores más bajos.

Desde el Gobierno Nacional pretendían con esta medida equipara los precios encontrados en Chile. Sin embargo, al trazar un comparativo, se puede observar que los valores de notebooks, tablets y PC en comercios porteños hoy se encuentran hasta casi un 85% por encima de los de cadenas del país vecino.

Pero el ejecutivo no se quedó ahí y al tiempo del anuncio del a quita del 25 por ciento, habilitó bajo el decreto 1205/16 la entrada de equipamiento informático usado con el objetivo de abaratar aun más el acceso a los bienes de capital. La medida despertó la preocupación de la industria tecnológica nacional y desde el primer momento advirtió al ejecutivo que con esto se dejaría entrar “basura electrónica” al país.  

Qué dice el decreto 1205/2016

En el día 30 de noviembre de 2016 se publicó en el Boletín Oficial el Decreto 1205/16 que modifica la Resolución (MEOySP) 909/94 con la finalidad de simplificar y agilizar los procesos administrativos correspondientes al régimen de importación de bienes de capital usados. Asimismo, el Decreto pretende adecuar el tratamiento de la importación de partes y piezas que no estaban incluidas en dicho régimen para facilitar el funcionamiento de maquinarias y equipos de diversos sectores productivos con objetivos específicos, permitiendo a la Autoridad de Aplicación la evaluación de dichos casos y la determinación de las condiciones de admisión.

En concreto, el Decreto 1205/16 sustituyó el art. 1 de la Resolución 909/94, creando el Certificado de Importación de Bienes Usados (CIBU) que debe presentarse ante la Dirección General de Aduanas para la importación definitiva para consumo de los bienes usados comprendidos en las posiciones arancelarias de los Capítulos 84 a 90 de la Nomenclatura Común del MERCOSUR (N.C.M.), así como de las partes y piezas importadas a consumo para ser incorporadas a los mismos.

Recordemos que el art. 1 de la Resolución 909/94, en su anterior redacción, establecía como condición para la importación a consumo de los bienes mencionados, su acondicionamiento o proceso de reconstrucción en el país de origen o de procedencia, o en el país de destino. Este requisito no surge en la nueva norma, por lo que, desde el presente ha sido derogado.

Los tributos para la importación a consumo se mantienen en 28%) para los bienes comprendidos en el Anexo I.a;  14% para los consignados en el Anexo I.b; y 6% para los bienes comprendidos en el Anexo I.c. Tener en cuenta que estos Anexos han sido modificados, también.

El decreto 1205/16 del Gobierno nacional que autoriza la importación definitiva para consumo de bienes usados, incluye desde notebooks, hasta mouse y teclados, así como impresoras hogareñas y del tipo láser.

El Gobierno no escucha las advertencias del sector

 

Desde la firma del decreto 1205/16 hace 6 meses, diferentes referentes del sector vienen advirtiendo que los productos que ingresen al país mayoritariamente estarán en condiciones de clasificarse como basura electrónica.  Así lo señala la solicitada dirigida al Presidente Mauricio Macri publicada por CAMOCA (Cámara Argentina de Máquinas de Oficina, Comerciales y Afines) a principios del mes de abril.   

Dentro del listado de bienes permitidos, se estaría habilitando la entrada de todo tipo de productos informáticos, desde notebooks hasta computadoras de escritorio, pasando por pantallas, discos rígidos y hasta teclados ya utilizados, advierte CAMOCA.  “El desarrollo tecnológico, su transformación permanente y cada día más acelerada, hace que la mayoría de los bienes consignados envejezcan en 4 años promedio y algunos en menor tiempo, transformándose en basura electrónica y los países que los ofrecen desean desprenderse de la forma más expeditiva posible dado que los costos locales e recuperación de materiales son tan altos que muchos de ellos se producen ofertas para expórtalos o directamente los envían a plantas recuperadoras del sur de Asia (principalmente China) y África”, indica el informe firmado por el presidente de la cámara, Carlos Scimone en la presentación enviada a principios de Marzo al ejecutivo de la cual no recibieran respuesta alguna y por lo cual se publicaría la solicitada mencionada.

Pero esto no termina ahí. Según CAMOCA, la nueva normativa también permitirá el ingreso de servidores, sus partes y sus piezas. Lo que significa que las empresas instaladas en la Argentina, dedicadas al armado y configuración de este tipo de equipos, que cuentan con stock y satisfacen plenamente la demanda nacional, también van a estar en problemas.

Además de que se está incumpliendo con parte de las normas vigentes en nuestro país y que los representantes oficiales de productos nuevos no se pueden hacer responsable del servicio de mantenimiento de equipos obsoletos.

Los cambios arancelarios del 35 al 0 por ciento y la flexibilización de las importaciones de bienes usados logró bajar los precios, aunque aún no lo pretendido por el gobierno, que espera que a medida que vaya ingresando más productos, bajen cada vez más y que se achique la demora en la llegada de novedades a la Argentina. Novedades que al parecer, también las acompañaran antigüedades.

Deja un comentario

Más en basura electrónica, CAMOCA, Francisco Cabrera, Gobierno, Macri, Ministerio de producción
Jóvenes científicos becarios de CONICET se movilizaron para reclamar por despidos

El ataque del gobierno nacional a la industria electrónica (tercera parte)

Cerrar