Menu

Las bacterias de un estornudo pueden durar hasta 45 minutos en el aire

27 junio, 2017 - SALUD
Las bacterias de un estornudo pueden durar hasta 45 minutos en el aire

Taparse la boca al estornudar o toser nunca tomó tanta relevancia como hasta ahora. Es que científicos de la Universidad Tecnológica de Queensland (QUT) han desarrollado una nueva técnica para estudiar cómo algunas bacterias causantes de enfermedades comunes pueden propagarse hasta 4 metros y permanecer vivas en el aire por hasta 45 minutos.

El equipo ha encontrado que un subconjunto de pseudomona aeruginosa, una especie bacteriana asociada a infecciones hospitalarias, expulsado de un estornudo o tos tiene una vida media de 10 minutos, y todavía puede permanecer alrededor de 45 minutos después. “Nuestra investigación anterior había encontrado que estos patógenos viajaron hasta 4 metros y permanecieron viables durante 45 minutos después de ser tosido en el aire", dijo en un comunicado Lidia Morawska, co-investigadora principal de QUT.

La bacteria es un patógeno común, resistente a múltiples fármacos, que puede causar infecciones hospitalarias como la neumonía. Suele causar enfermedad solo en aquellos pacientes que ya están sufriendo enfermedades o afecciones; especialmente la fibrosis quística. “La mayoría de las investigaciones se han centrado en los bioaerosoles generados en el laboratorio, o gotas en el aire, que son diferentes de las gotitas respiratorias naturales generadas por los seres 

 

humanos en la composición y los mecanismos de producción”, dice Morawska. “Desarrollamos una técnica novedosa para enfocar el envejecimiento a corto y largo plazo de los bioaerosoles de las personas, sin contaminación del aire ambiente”, explicó la experta.

La técnica del equipo de QUT, denominada Tandem Aged Respiratory Droplet Investigation System, o TARDIS, permitió a los investigadores investigar cómo los aerosoles de un estornudo o tos se extienden y luego se pega – y por cuánto tiempo. “Para demostrar la técnica, las gotitas aerotransportadas de la tos fueron tomadas muestras de dos pacientes con la fibrosis quística y la infección crónica de la pseudomonas aeruginosa” dijo Morawska.

“Tan pronto como las gotas de la tos golpean el aire, se secan rápidamente, se enfrian y se vuelven lo suficientemente ligeras como para mantenerse en el aire. También se degradan parcialmente a través del contacto con el oxígeno en el aire, con gotas más grandes que tardan mucho más en evaporarse”. agregó la directora del laboratorio.

Aunque los investigadores no están muy seguros de por qué pasa esto, la hipótesis es que se relaciona con el lugar de la vía respiratoria de donde vienen las gotitas, la carga de bacterias que llevan y su tamaño.

La investigación es valiosa como fundamento para implementar nuevas formas de proteger a los pacientes en los hospitales, además de entregar más evidencia que respalda la importancia de taparse la boca y la nariz al toser o estornudar, y lavarse bien las manos.

 

 

Deja un comentario

Más en bacteria, Ciencia, estornudo, gripe, investigación, Laboratorio
Contra el ajuste en ciencia y tecnología

Nueva tecnología para tratamiento contra el cáncer en provincia de Buenos Aires

Cerrar